Drones de combate | OrdemMundial.com #eua #drone #guerra #dronesmilitaresdecombate #2017

En este episodio abordaremos los DRONES DE COMBATE DE EEUU: su historia, los tipos de operación que ejecutan, sus principales características y las polémicas alrededor de su utilización El primer drone de combate de la historia surgió durante la Segunda Guerra Mundial

Se trataba del modelo alemán FX-1400, el cual era nada más que una bomba guiada a distancia a partir del avión que la lanzaba En lo que se refiere a los Estados Unidos, en la guerra de Vietnam, sus fuerzas armadas comenzaron la utilización de drones La aeronave en cuestión se llamaba Firefly y estaba destinada a vuelos de reconocimiento sobre la región suroeste de Asia Pero fue sólo durante la Guerra del Golfo que los norteamericanos comenzaron a usar los drones con la finalidad de combate El Pioneer era una aeronave impulsada por un motor de sólo 26 caballos de potencia, pero equipada con armas

Aunque considerado un aparato bastante rudimentario en comparación con los actuales drones militares, este avión se reveló muy eficiente, sobre todo debido al terror que despertaba en los soldados Iraquí Teniendo en cuenta los buenos resultados presentados durante la campaña de expulsión de las tropas de Saddam Hussein, el Departamento de Defensa de EEUU pasó a invertir fuertemente en investigaciones sobre otras aeronaves no tripuladas Fue en la Guerra al Terror, iniciada luego a los atentados de 2001, que la nueva la generación de drones pudo justificar los miles de millones de dólares gastados en su desarrollo Aunque al principio de los conflictos la utilización del MQ-1 Predator prácticamente se ha quedado restringida a operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, a lo largo del tiempo el aparato ha consolidado su extraordinaria habilidad de localizar y eliminar objetivos Esta aeronave, en servicio hasta hoy en día, venía equipada con dos cámaras

Una capaz de registrar imágenes térmicas y otra con suficiente precisión para leer una la tarjeta de coche a más de tres kilómetros de distancia Transportaba dos misiles Hellfire y podía volar a casi 8 mil metros de altitud por cerca de 40 horas ininterrumpidas Algunos años más tarde fue lanzado el Gray Eagle, una versión ligeramente más grande, más mortífera y con un rendimiento superior al Predator Sin embargo, el gran salto de calidad en ese tipo de drones ocurrió en 2007, con el lanzamiento del Predator B o Reaper

Esta nueva aeronave alcanzaba el doble de la altitud y la velocidad de la primera versión, de ser capaz de cargar cuatro veces más munición y de poseer un sistema de cámara inteligente, calificado para reconocer y clasificar tanto seres humanos como huellas, rastros de neumáticos e incluso trampas explosivas Paralelamente a las misiones de caza y eliminación de terroristas, la capacidad ofensiva de los los vehículos aéreos no tripulados también se mostró muy útil en la destrucción de sistemas de defensa antiaérea, como ocurrió durante la guerra de Irak en 2003 Además, el apoyo que proporcionan a la infantería y la artillería contribuye mucho a justificar su uso Sin embargo, aunque demuestre varios puntos positivos, la utilización de drones con capacidad de ataque está inmersa en una gran polémica Sus defensores argumentan que el hecho de no provocar la muerte de tripulantes y de ser más baratos que las aeronaves convencionales indican la enorme ventaja de su empleo

Por otro lado, sus opositores alegan ser justamente el control a distancia y la posibilidad de ejecutar algunas misiones de forma autónoma, los factores preocupantes acerca de esas aeronaves De ese modo, mientras que los primeros defienden que su uso implica mayor precisión en los ataques y menor número de víctimas (ya sea entre las fuerzas militares que las emplean o entre los civiles), los críticos consideran precisamente lo opuesto En todo caso, como varios expertos del área apuntan, aún no hay evidencias suficientes para comprobar qué lado estaría correcto sobre la citada controversia Incluso mientras estas especulaciones no se confirman ni refutadas, ya podemos tener una certeza: los drones no sustituirán completamente los cazas y los bombarderos tripulados en un futuro próximo Sin duda un factor esencial para la expansión o no del uso de esas máquinas reposa sobre la cuestión del avance tecnológico necesario, tanto para el aumento de la precisión de sus ataques, tanto para la reducción del alto índice de fallas mecánicas que esos equipos aún exhiben – veinte veces mayor que la presentada por aeronaves tripuladas

¿Y tu? ¿Qué piensa sobre el asunto? Deja tu opinión en los comentarios Y si te gustó el vídeo, aprieta el like y se inscribe en el canal para no perder ninguno episodio ¡Hasta la próxima!